Foto

Los beneficios de compartir el tiempo suficiente con nuestros hijos

Si nos preocupamos por compartir el mayor tiempo con nuestros hijos, ellos se convierten de manera natural en personas equipadas con:

• Más confianza y una estima propia más alta
• Claro reconocimiento en su núcleo familiar
• Menos propensión a ser madres o padres prematuros o solteros
• Un carácter respetuoso, disciplinado, resiliente
• Un estilo de actuar apacible, estable
• Fuertes lazos comunicativos y de protección
• Las competencias para la vida

Por el contrario, la ausencia prolongada o permanente de la vida de nuestros niños y adolescentes, el hecho de negarles el tiempo suficiente para charlar, jugar y divertirse con sus padres, genera en ellos serios problemas tales como:

• Actitud agresiva
• Pobre desempeño escolar
• Aburrimiento
• Sensación de soledad
• Sentimiento de rechazo y abandono
• Inapetencia
• Preferencia por estar fuera de casa o aislarse
• Dificultad para brindar o recibir afecto